Incremento será sin abrir nuevas chacras

Los cacaoteros kechwas de la comunidad nativa Alto Shamboyacu, iniciaron el pasado mes de agosto un proyecto piloto de incremento de la producción del cacao mediante un sistema de manejo cultural y podas, el cual aprovecha las plantaciones existentes para mejorar su capacidad productiva sin abrir nuevas zonas boscosas que perjudiquen la provisión de agua para las partes bajas.

En este sistema que no permite el incremento de nuevas chacras, el objetivo es mejorar la productividad en los cacaotales existentes, los cuales actualmente solo producen 200 kilos promedio por hectárea, mientras que en otras zonas de San Martín la producción alcanza hasta los 700 kilos.

 

En el proyecto piloto de cacao participan 25 agricultores que se han sumado a este objetivo, como parte de la implementación del Mecanismo de Retribución que se impulsa en la microcuenca del Cumbaza, cuyo objetivo es que los cacaoteros reciban apoyo técnico para perfeccionar sus métodos de cultivo sin deforestar nuevos bosques, contribuyendo de esta forma a mantener las zonas boscosas que generan agua para las partes bajas donde se encuentra la población de Lamas, Tarapoto, Morales y Banda de Shilcayo.

MECANISMO DE RETRIBUCIÓN

Este proyecto piloto de cacao ha sido posible iniciar con su implementación, luego que Alto Shamboyacu y otras tres comunidades nativas elaboraron sus Plan de Vida que establece cuales deben ser los proyectos a implementarse en su territorio comunal. A raíz de ello elaboraron sus Plan de inversión, el cual considera lograr mediante un proyecto, la mejora de su productividad.

Con esta implementación del proyecto cacao como parte del Plan de Inversión, Alto Shamboyacu se convierte en la primera comunidad en conseguir fondos de la cooperación, por lo que la FEPIKRESAM ha logrado establecer una mejor forma de conseguir financiamiento para proyectos que ya tienen información para ejecutar así como los resultados esperados.

El proyecto que tendrá la duración de un año, se suma a lo que el Comité de Gestión de la Microcuenca del Cumbaza impulsa en otros espacios para que se aporte a un fondo de conservación que permita invertir en las comunidades kechwas.

 

Tarapoto 08 de setiembre de 2015.